El Batalla desde el Cerro Gordo

 

 

Ruta 20

Aín - El Batalla -Aín

Sábado, 23 de diciembre de 2006

 

Nieve en la Sierra

Vísperas de Nochebuena nos citamos Pepe de Tales, Juan Calvo, Rafael, Joserra y un servidor en la Plaza del Ayuntamiento de Aín..

Mientras circulamos entre Artana y Eslida aparece ante nuestros ojos un panorama poco habitual de la sierra. Todas las cumbres están cubiertas por un manto blanco de nieve que es una novedad para nosotros. Esperemos que no sea óbice para el buen desarrollo de esta nueva “ruta mañanera”, pues es casi seguro que en algún momento la tendremos muy cerca. Lo que mas nos preocupa es la bajada del Batalla que acometeremos por una ruta abierta hace pocos días por Pepe y unos amigos de la Sierra.

Plano de ruta

Son las 08:30 cuando en una mañana fría nos disponemos a afrontar la subida al mítico Batalla, que con sus 974 metros es una de las cotas más altas de la Sierra de Espadán. Abrigados a tope, vamos remontando por una buena pista las primeras y suaves rampas del Barranco de la Caridad. Poco a poco va haciendo su aparición la nieve a los lados de la pista con mayor consistencia a medida que vamos ganado altura.

Cuando a  las 09:15 horas llegamos al desvío bien señalizado a la izquierda con un poste con marca de GR blanco-roja (1), observamos como la nieve casi cubre la ladera por la que discurre la senda que tenemos que remontar ya en fuerte pendiente para alcanzar el Collado de Barras. A media ladera, volvemos la vista hacia el corazón de la sierra y el espectáculo que hoy nos ofrece la naturaleza es impresionante. La estampa que contemplamos es de las que nunca se olvidan, el Cerro Gordo, el Grurugú y el Pico de Espadán y aledaños completamente cubiertos de nieve. Nos damos un receso para disfrutar de este paisaje navideño.

Ascendiendo al Batalla

A las 09:30 horas y sin mayores dificultades alcanzamos el Collado de Barras donde tocamos pista (2). Otra parada para tomar aire y seguir disfrutando del paisaje.

Hace fresco y hay que continuar subiendo. Por una senda que sale del mismo collado afrontamos los últimos fuertes repechos pisando nieve. Estamos todos alucinados pero sobre todo Juan que no deja de cantar.

A las 10:15 horas alcanzamos el techo de la ruta (3). Unas cuantas rocas diseminadas, vestigios de trincheras de la guerra civil. Pensábamos almorzar en el virtual “Bar Batalla” pero no es posible, no está el tiempo para permanecer parados a la intemperie. Así que a continuar toca.

Iniciamos el descenso con un primer tramo suave pero que se hace dificultoso por la nieve que lo invade todo. Es un estribo de la montaña prolegómeno de la auténtica bajada.

Vamos bajando con pies de plomo, la dificultad del descenso se manifiesta con toda su crudeza. Hay que apoyarse como se pueda ayudándonos de los bastones que en estos casos sí que desempeñan magníficamente su papel. No obstante, el que más y el que menos se pega alguna “culada”, gracias a Dios sin consecuencias. Y es que a pesar de que el camino está limpio de maleza no deja de ser una trocha de piedra suelta y con el hándicap de la nieve. Como Dios nos da a entender y guiados siempre por nuestro “serpa” Pepe, vamos perdiendo altura mientras la nieve poco a poco va desapareciendo hasta alcanzar una pista (4) que rodea el pico pero que termina unos metros a la izquierda. Nosotros la tomamos a la derecha y a unos 100 metros encontramos una fita (5) a la izquierda que indica la continuidad de la senda.

Descenso del Batalla

Continuamos la bajada por mejor terreno aunque la pendiente sigue siendo pronunciada hasta alcanzar un estribo donde hacemos la parada para almorzar, son las 11:15 horas. Ni que decir tiene que seguimos bien abrigados.

Una vez apurados los bocadillos, continuamos el descenso. Son las 11:30 horas. Abajo ya podemos ver la carretera entre Eslida y Aín y justo enfrente la entrada al túnel de 360 grados. Entre un hermoso alcornocal llegamos al fondo de la vaguada iniciando el remonte oblicuo de la ladera opuesta que tendremos que bordear después de vencer un fuerte repecho. Prácticamente las dificultades han sido vencidas. Lo que falta no es nada en comparación con lo que hemos pasado.

A las 12:50 horas estamos entrando en Aín por la Fuente de Ambrós.

Magnífica ruta, pero el descenso del Batalla por la trocha abierta, muy duro.

 

               Tabla de contenido