Panorámica hacia La Plana desde los altos de Cocons

 

Ruta 18

Tales-Altos de Cocons
(17 km – 5 horas)

Sábado, 14 de octubre de 2006

 

Este sábado Pepe ha diseñado una ruta muy útil para profundizar en el conocimiento del término de Tales. Se trata de alcanzar los Altos de Cocóns siguiendo el “Camino de Aín”.

De nuevo hoy nos encontramos dispuestos para iniciar la ruta Pepe y un servidor cuando son las 07:45 horas en Tales (0).

Plano de ruta

Se nota como la temperatura va bajando según entramos en el otoño. No me hubiese venido mal llevar puesto el polar, sobretodo en el inicio de la excursión. Pero bueno, ya me calentaré mientras camino. Comienza la ruta dirigiéndonos por una empinada calle hacia el cementerio que se encuentra a unos 500 metros. Un poco antes de llegar a él, tomamos una pista a la derecha que pronto se convierte en senda que desciende hasta el lecho del barranco de Aín y se encuentra con la pista que se dirige hacia esa localidad por el llamado Camino Viejo de Aín. Desde el cementerio hasta la pista han sido unos 600 metros (1).

Seguimos hacia la cabecera del barranco por esta buena pista que prácticamente va llaneando. Pasamos ante algunas casetas que dan la impresión de haber sido abandonadas. Asimismo, advertimos como la madre naturaleza va poco a poco convirtiendo los huertos del valle en una maraña de zarzas y maleza que atrapan a los olivos y frutales entre sus “garras” ante el evidente descuido de sus propietarios. Es una pena, pero en realidad, como bien dice Pepe, los jóvenes no están por la labor de continuar la sacrificada tarea de sus predecesores. Demasiado trabajo para el rendimiento que producen los árboles. En fin, la vida continúa concentrándose en las grandes ciudades y los pueblos se van quedando solo con los abuelos.

El Barranco de Aín es un vergel de vegetación arbórea en el que predominan los pinos. El ambiente está cargado con el olor de las plantas aromáticas (tomillo, romero, saborija, té rojo, orégano, etc) que bordean la pista.

Tras llegar a una bifurcación donde tomamos la pista de la izquierda, dejando el Corral de Escrig (2) en la de la derecha, vamos remontando los últimos metros de pista, hasta alcanzar el final (3). Han sido 5,5 km desde Tales y son las

09:10 horas.

Ahora toca el ascenso propiamente dicho por una senda junto al Barranco de Villastre cuya cabecera arranca en los Altos de Cocóns que será nuestra meta inmediata. La senda se encuentra algo abandonada pero a palo limpio vamos apartando las ramas de zarzas y otros arbustos pinchosos y abriendo camino. Aunque la senda discurre toda ella en subida, se hace soportable. Además la temperatura ayuda a ello. Son 1,4 km los que hay desde el final de pista hasta el collado donde la senda enlaza con otra pista junto al corral de los Panera de Veo (4). Son las 09:45 horas. La pista se encuentra muy perdida y es que sabe Dios cuanto tiempo hará que la haya pisado un vehículo.

Seguimos por la nueva pista durante unos 450 metros hasta un camino a la derecha donde Pepe ha colocado una fita (5) y unas rayas blancas que serán nuestra guía por todo el sendero de aquí en adelante. Como es buena hora para almorzar, buscamos unas piedras donde sentarnos al sol y hacer un receso para tomar algo de alimento y líquido y descansar. Estamos en el paraje llamado Cocóns.

A las 10:15 horas reanudamos la marcha por la senda señalizada por Pepe que va cresteando entre pinos y un suelo mullido por la hojarasca, en un paisaje que me recuerda al cumbreo de la Sierra de la izquierda del Barranco de Castro en el término de Sueras. Da gusto caminar por la estrecha senda disfrutando del panorama que se abre a nuestra derecha con toda la extensión del Barranco de Villastre hasta su confluencia con el de Aín cuajado de verdor. Los Organos de Benitandús asoman por las lomas y a lo lejos hacia la izquierda la silueta peculiar del Peñagolosa que hoy se encuentra envuelta en bruma y al fondo La Plana. Un placer para los sentidos. Un paisaje inolvidable.

La senda por la que marchamos desemboca en una nueva pista. Han sido unos 2 km de senda de fita a fita que nos ha llevado media hora. Son las 10:45 horas. Cinco minutos mas tarde salimos a un bancal de almendros (6) totalmente abandonados a su suerte. Y diez minutos más se enlaza con la pista que bordea la cabecera del Barranco de Aín. Son las 11:00 horas.

Tomamos la nueva pista hacia la derecha y después de recorrer unos 600 metros termina en la Caseta de los Pluma (7) rodeada de unos bancales escalonados de olivos y almendros, de los pocos que continúan en producción por los alrededores.

Ahora toca un descenso pronunciado por una trocha señalizada con marcas amarillas y verdes al coincidir dos itinerarios. Las motocrossse están encargando de masacrar el suelo, desprendiendo piedras de los antiguos caminos de herradura y todo lo que encuentran a su paso. ¡Qué pena!

500 metros mas abajo, alcanzamos el lecho del barranco y 400 metros más adelante una encrucijada de sendas (8). A la izquierda Veo-Benitandús, a la derecha Tales y Artana y desde donde venimos Aín. Son las 11:25 horas.

Tomamos la senda de la derecha que discurre paralela al lecho del barranco prácticamente en llano. Unos 1400 metros más allá enlazamos con la pista del inicio de la ruta (9). Son las 12:00 horas.

Ya solo nos queda tomar la dirección de Tales por una buena pista, saboreando los últimos minutos de excursión y aprovechando para hacerme con un ramito de recuerdo de tomillo y saborija en flor .

Cuando son las 13:00 horas entramos en Tales donde nos tomamos un refresco antes de retornar a nuestras casas.

 

               Tabla de contenido