Panorámica de Morella desde la carretera de Chiva de Morella

5ª Jornada
Viernes, 1 de abril de 2005

Morella - Sorita

Parcial 21 Km; Total 135 Km; A Santiago: 940 Km

Morella y el Bergantes

       La etapa de hoy es una etapa especial. Es la última que pasa totalmente por tierras castellonenses. Morella y el río Bergantes son referencias obligatorias. Al final de la narración hago una breve reseña de ambas.

      Hoy me levanto sin prisas, la etapa no es muy larga. Una vez desayunado me doy cuenta cómo me he recuperado de la larga y difícil etapa de ayer.

      Son las nueve y media cuando me dispongo, caminando junto a la muralla, llegar a la parte alta de Morella. Hace frío, el cielo completamente raso. Menos mal que el viento ha calmado bastante, pero hay que abrigarse bien.

      Salgo de Morella por la puerta de San Miguel abierta entre dos torres adosadas al exterior de la muralla, las mas esbeltas de las catorce. Me dirijo hacia el Acueducto pasando bajo uno de sus arcos donde comienza una carretera asfaltada muy estrecha que se dirige a Chiva de Morella (8,5 km).

      Siguiendo la carretera en completa soledad desciendo hasta una vaguada que hay que cruzar iniciando el ascenso a un puerto. A mitad del recorrido me paro para contemplar el Castillo y acueducto de Morella desde una perspectiva poco conocida. No tengo mas remedio que sacar una foto. Después de unas cuantas revueltas llego a lo más alto después de un recorrido de 4 km. En el puerto sale una pista a la izquierda que llega a Morella la Vieja donde pueden contemplarse unas pinturas rupestres. Hago un alto y me entretengo observando a unas vacas que se dedican a comer y a mirarme con curiosidad.

Llegando a Chiva de Morella

      Prosigo mi Camino ahora en bajada atravesando unos carrascales muy tupidos, me cruzo con un viandante de edad sorprendido de "toparse" con un peregrino. Me dice que hace el recorrido de Chiva hasta el puerto casi todos los días, me desea "Buen viaje". Una vez al nivel mas bajo y después de 7,5 km paro junto una capillita dedicada a la Virgen del Rosario situada a la izquierda de la carretera. Chiva de Morella se ve cuando casi la tienes encima. Hay que salvar un barranco por donde baja un riachuelo de aguas transparentes que salva el desnivel y la angostura con sucesivos saltos de agua. Me doy cuenta que delante del puente por donde va la carretera está el antiguo puente medieval que por la maleza que se ve, debe ser poco frecuentado. Sin embargo decido hacer la entrada al pueblo por él, es más auténtico. Al pasar por la plaza de la Iglesia, tres mujeres me miran con curiosidad, nos saludamos y las pregunto por el bar.

      Entro en el Mesón atendido por un rumano, -somos cinco en el pueblo-me dice. Está acompañado por dos muchachas de su nacionalidad. Mientras me tomo un té, se sorprenden cuando les comento mi condición de peregrino que ha salido de su casa de Castellón. Charlo también con la propietaria Tere que me comenta a su vez que el puente medieval que he cruzado, según la tradición ha sido lugar de encuentro de soberanos de reinos limítrofes, y era lugar de reunión para firmar sus alianzas y acuerdos. Muy interesante -le contesto. Al final me avituallan de agua y tienen la cortesía de invitarme. Tere me recomienda que pare en el Hotel Altavella de Aguaviva y transmita sus recuerdos a los dueños muy apesadumbrados aún; son los padres de uno de los fallecidos en el lamentable suceso acaecido en el Albergue de Todolella las pasadas Navidades. Me desean "Buen viaje", han sido muy amables.

      Salgo de Chiva por la parte opuesta entrando en una pista de tierra que se adentra en la montaña. El Camino aprovecha un PR que termina en Forcall. El calor se va haciende patente, tengo que desprenderme del polar que me agobia.

      Después de pasar por un frondoso pinar, el sendero termina en una pista que llega a la carretera a la altura de Ortells después de pasar junto a un barranco cuya ladera frente a mí se encuentra totalmente calcinada por un incendio. Qué pena me da!! . Desde Chiva han sido 7 km y los totales desde Morella 15 km. Son las dos menos cuarto, buena hora para comer y descansar, cuando dejo el sendero y por la carretera me dirijo a Ortells.

      Saboreo una cerveza bien tirada antes de tomar una sabrosa "olleta" en "Casa Ramón". Y después de descansar un buen rato, son las tres y cuarto, prosigo el Camino, ahora sin otra alternativa, por la molesta y peligrosa carretera, muy transitada por camiones/bañera, bajo un sol de justicia. Son 6 km los que me quedan aún.

      3 km mas adelante, dejo a mi izquierda el largo puente de acceso al pueblo de Palanques y 2,5 km más llego a un crucero y un puentecillo estrecho sobre el barranco de los Beatos, pasado el cual se encuentra la desviación a Sorita (Zorita) que aunque la apelliden "del Maestrazgo" nunca perteneció a él, lo mismo que Morella. Son las cinco y media cuando después de vencer un buen repecho entro por las arcaicas calles del pueblo en busca del Albergue Municipal que encuentro frente a la plaza de la Iglesia.

      Como ya tenía anunciada mi llegada, no hay ningún problema. Decir que el Albergue es de los de lujo. Habilitado en un antiguo caserón, más que un Albergue es un hotel rural de amplias habitaciones dobles con baño completo. Pero el precio es también de lujo: 36 euros la habitación. Cuando le pido explicaciones a la rumana que atiende el Albergue me dice que la tarifa es igual tanto para una como para dos personas, defendiendo con firmeza su postura dado que el gasto de la calefacción-recalca, es el mismo. En fin, para qué discutir. Eso sí, lo pongo en conocimiento de José Barberán, vecino influyente del pueblo y que lleva el restaurante del Santuario de la Balma, a los efectos que crea oportunos.

      Después de la siesta, salgo a pasear por este pueblo medieval. La Iglesia está abierta, así que aprovecho para buscar al cura y pedirle que me estampe el sello en la credencial, al no tener sello, lo sustituye con su firma y me desea "Buen viaje", hasta el cura desconoce el saludo peregrino. Desde las afueras del pueblo y debido a su altura, hay una vista espectacular de La Sierra de los Mojones que debo cruzar mañana, el Santuario de la Virgen de la Balma, empotrado prácticamente en la roca de la montaña y del amplio lecho del río Bergantes que se pierde zigzagueante aguas abajo al encuentro del Maestrazgo del Bajo Aragón. El viejo puente que lo cruza, debido a su estrechez, solo permite el paso de vehículos en un sentido u otro. Mientras estoy contemplando el paisaje, recibo la llamada de Javier Vicente al que mañana veré en el Santuario. Desea despedir mi paso por la provincia de Castellón. Excelente persona el Presidente de la Asociación de Amigos de la Ruta Jacobea de Castellón, en todo momento pendiente del peregrino que transita por su zona.

      El sol inicia su ocaso y el airecillo que corre se torna frío. Es hora de recogerse al calor del Albergue.

      Después de cenar en el bar el Albergue, me retiro a la habitación y tras ver un poco de televisión me quedo dormido.

       Buenas noches y hasta mañana.

     
 Breve reseña de Morella y el río Bergantes:

      Morella, ciudad medieval, situado en una encrucijada simbólica entre Valencia, Aragón y Cataluña. El pueblo se asienta alrededor de un cerro coronado por el castillo con una altitud media de 984 metros. Aunque por su situación pudiera parecer, nunca perteneció al Maestrazgo, desde que fue reconquistada por D. Blasco de Alagón en el año 1233 después de cinco siglos de dominación árabe, en ningún momento estuvo gobernada por un maestre, siempre ha sido ciudad Real. Sus dos kilómetros y medio de murallas que dan nombre a la ciudad, franqueadas por seis puertas de acceso (he entrado por la puerta de San Mateo y saldré por la de San Miguel), y catorce torres; su castillo por el que han pasado el Cid, el rey Jaime I, San Vicente Ferrer, Fernando de Antequera y el Papa Luna, y Ramón Cabrera (general carlista conocido como "El Tigre del Maestrazgo"); la Iglesia Arciprestal de Santa María la Mayor, el mas grandioso monumento de Morella, con dos portadas ojivales en la misma fachada, la Puerta de las Vírgenes y la de los Apóstoles y la escalera de caracol de acceso al coro con baranda estucada con bajorrelieves representando la genealogía de la vida de Jesús, se enrosca a una columna sin otro apoyo que el que la une en su interior, particularidad que sirve de modelo a futuros arquitectos; el Real Convento de San Francisco; los porches de la calle Blasco de Alagón "la plaça"; su acueducto, etc. etc. bien merecen una exhaustiva visita. Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en el año 1965 piensa presentar su candidatura a la UNESCO para que sea declarada Patrimonio de la Humanidad.

      El río Bergantes nace en las sierras cercanas a Morella y comparte trazado con las provincias de Teruel y Castellón hasta desembocar en el río Guadalope, en el Maestrazgo aragonés. Su valle es salida natural de la provincia de Castellón a la de Teruel.

Catí-Morella Sorita-Aguaviva
Inicio