Camino de Calzadilla de la Cueza

19ª Jornada
Jueves, 8 de mayo de 2003

Carrión de los Condes-Calzadilla de la Cueza

Parcial 19 Km; Total 457,1 Km; A Santiago: 372 Km

Encuentro con Akiko

         A las 07:00 nos levantamos dispuestos a iniciar la etapa. En primer lugar, nos acercamos al Bar España para desayunar. El tiempo ha mejorado bastante. Menos mal. Salimos de Carrión de los Condes por San Zoilo y tras la rotonda enfilamos la carreterilla de Villotilla y después de 4 km de campiña, nos presentamos en las ruinas de la Abadía de Benevivere que data del siglo XI, un enclave con mucha vegetación.

       
Hito conmemorativo de la Vía Romana de Aquittania.

      En este punto arranca una pista rellena de tierra rojiza, mejorada respecto a la que encontré en mi primer Camino, que discurre por la Vía Romana de Aquitania que partía de Burdeos y terminaba en Lisboa. La tomamos con decisión. Son 12 km los que nos queda para llegar a Calzadilla de la Cueza. De momento Juan Luis no se queja. A la derecha han plantado unos árboles que en su día darán una sombra que agradecerán los peregrinos, sobre todo porque hasta donde alcanza la vista no se ve ni un solo árbol merecedor de este nombre. A ambos lados de la pista campos de cereal cuyo verdor alegra la marcha.

        Nos tomamos un receso en un area de descanso situada a 4 km. Ahi coincidimos con la peregrina barcelonesa Concha, la que curó los pies de Juan Luis en Calzadilla. Va acompañada de una peregrina japònesa de nombre Akiko natural de Yokohama. Una vez que damos cuenta de los bocadillos que habíamos preparado ayer tarde, y con el estómago recuperado, reemprendemos la marcha. Nos quedan 9 km de monotonía y soledad. Akiko se para en cuanto ve una flor para sacarle una foto. Es una forma de vencer la monotonía. Ya vislumbramos la torre del cementerio pero aun nos resta una hora para llegar. Calzadilla de la Cueza la ves cuando estás practicamente encima.

          Entramos en el bar cuando son las 12:45 horas. Nos tomamos unas cervezas con sus respectivas tapas. Poco a poco van llegando mas peregrinos. Son muchos los que van haciendo el Camino, sobretodo extranjeros.

          
Baño de pies de Juan Luis. Concha le observa.

Una vez acomodados en el albergue y duchados, nos acercamos al bar a comer y después de una buena siesta, nos vamos al patio posterior del Albergue a disfrutar de una soleada tarde. En el patio nos juntamos con Concha, Akiko y otros peregrinos con los que charlamos de nuestras vivencias. Juan Luis aprovecha para darse un baño de pies en agua fría con sal y vinagre. Concha le da también unos masajes. A ver si se recupera.

           Cuando el último rayo de sol se pierde en el horizonte, despejamos el patio y nos encaminamos al bar a seguir la tertulia y a cenar acompañados de Concha, Akiko y Thierry.

           Al final el Albergue se ha llenado. Algunos extranjeros ya se encuentran entre los brazos de Morfeo. Nosotros no tardamos en aprestarnos a ello. Mañana será otro día.

          Buenas noches y hasta mañana.

Boadilla del Camino-Carrión de los Condes Calzadilla de la Cueza-Sahagún

Portada