Canal de Castilla

18ª Jornada
Martes-Miércoles, 6-7 de mayo de 2003

Boadilla del Camino-Carrión de los Condes

Parcial 25 Km; Total 438,1 Km; A Santiago: 391 Km

Una gran alegría

           Después de hacer un buen desayuno en el Albergue y agradecer a la familia propietaria sus atenciones, me dispongo a iniciar la jornada en una mañana gris. Aunque ha dejado de llover la tierra se encuentra muy mojada. Un fuerte viento del Norte sacude mi rostro y hace que mi ritmo se acelere. Voy muy abrigado y ayudado por mi bastón y el que me dejó Juan Luis. Qué será de él?? Estará ya camino de Burgos??

        Mientras me dirijo al Canal de Castilla, compruebo la eficacia de andar con dos bastones. Casi sin sentirlo me planto en el camino de sirga que discurre por la margen izquierda del Canal, el viento del Norte se hace mas patente en esta zona despejada, sigue soplando con fuerza.

        En menos de una hora me encuentro atravesando Frómista. Hago una paradita frente la magnífica Iglesia de estilo románico puro de San Martín aprovechando para telefonear a mis padres que habían pasado unos días en Aranda del Duero.
Andadero hacia Carrión de los Condes

        A la salida de Frómista, tras cruzar la carretera de circunvalación, comienza un andadero que se encuentra muy mojado. Llego a la altura de Población de Campos y desde allí se camina en paralelo con la carretera por el andadero. Me cruzo con una peregrina francesa que va también muy abrigada. Pocos peregrinos en ruta.

        En Revenga de Campos entro en un bar a tomarme un café caliente que complemento con una pastilla energética y un "chupito" de orujo. Ya puede hacer el frío que quiera, mientras no llueva...

        Llegando a la altura de Villalcázar de Sirga recibo una llamada telefónica de Juan Luis. Me alegro mucho de escucharle y más aún cuando me informa que acaba de llegar a Frómista. Gracias a unos masajes que le han dado en los piés se ha decidido a continuar. Le animo a que siga y si es así le esperaría en Carrión de los Condes. Quedamos en que me volvería a llamar. A ver si con un poco de suerte disfruto de nuevo de su compañía.

        La noticia de la recuperación de Juan Luis me dan nuevos bríos entrando en Carrión de los Condes sin novedad cuando el reloj marca las 13:30 horas. Allí me encuentro con el brasileño Tulio en compañía de su paisano Marcos que ya se encuentra recuperado del estómago. Piensan continuar hasta Calzadilla de la Cueza. Les deseo Buen Camino y me encamino al Hostal "La Corte" donde pido habitación.

        Después de una buena ducha y de hacer la "colada" me dirijo al comedor anexo donde doy buena cuenta de un buen plato de "pintas" y unas codornices estofadas. Todo muy bueno. Me llama la atención una pareja de edad muy desigual. él se muestra muy celoso estando a la expectativa de cualquier mirada interesada que pudieran dirigir a su compañera. Unos peregrinos se acercan a su mesa intentando entablar conversación, cortando él de inmediato alegando que estaban comiendo.

        Ya en la habitación, contacto con el Albergue de Frómista para que le dejen recado a Juan Luis de que espero su llegada a Carrión. Acto seguido llamo a mi mujer para informarle de mi existencia y decirla que la echo mucho de menos.

        Hago una buena siesta en la ancha cama de matrimonio. A las 18:00 horas salgo a la calle. Hace un viento frío que hiela los sentidos. Entro en el Bar España donde me tomo un café con leche muy caliente. Allí me encuentro a dos peregrinas francesas que me recordaron que habíamos coincidido en el Hotel "Mónaco" de Los Arcos. La verdad es que no me acordaba de haberlas visto. Allí se encuentra también la pareja extraña que me llamó la atención mientras comía. Se entretienen leyendo en voz alta un libro, un rato él y otro ella.

        Me dirijo a mi habitación en busca de un poco de calor pues en la calle no hay quien esté del frío que hace. Pongo la TV y llamo a mi sobrina Lourdes y hablo con José Antonio y Javier a los que hecho también mucho de menos. Llamo de nuevo a mi mujer que me informa que en Castellón está "diluviando". Me llama Juan Luis desde Frómista, me dice que mañana continuará el Camino, le contesto que espero su llegada, saldré a su encuentro. Reservo habitación para él.

        Después de cenar una sabrosa sopa castellana y salmón a la plancha, me retiro a la habitación. Mañana no hay prisa.

        Ahhh!! se me olvidaba. Llamo al bueno de Agapito quien se alegra mucho de saber que me encuentro en buena forma. Dará recuerdos míos a los amigos de la Lista de Internet.

        Duermo de un tirón. A la mañana siguiente me levanto sin prisas. Como sigue el frío intenso me acerco al Bar España a desayunar después de comprar unas postales para mandar a la familia. Me entretengo escribiéndolas haciendo tiempo para salir al encuentro de Juan Luis.

        Recibo la llamada de Juan Luis. Se encuentra en Villalcázar de Sirga almorzando. Hago más tiempo acercándome a Correos a echar las postales y acto seguido me dispongo a salir a su encuentro que se produce a tres kilómetros de Carrión. En el trayecto me cruzo con muchos peregrinos. Le transmito a Juan Luis mi alegría por verle recuperado aunque me dice que no va del todo bien, ya veremos...

        Después de una buena comida en el Restaurante "La Corte" nos echamos una siestecilla y salimos a visitar la Iglesia de Santa María y el Museo de Santiago.

        Llamadas de teléfono, cena y a la cama que es donde mejor se está, el ambiente gélido continúa.

        Buenas noches y hasta mañana.

                                

Castrojeriz-Boadilla del Camino Carrión de los Condes-Calzadilla de la Cueza

Portada